15 diciembre 2008

años ñoños

Hoy día hubiera sido imposible el Renacimiento. La escultura que inauguró este movimiento artístico y cultural es la de un adolescente desnudo, mostrando sin pudor ni recato su sexo. Hoy día esa escultura, a la vista de algunos datos leídos en la prensa, hubiera sido fundida y se hubiera quemado a su autor en los rescoldos. Estoy hablando, nada más ni nada menos, que del David de Donatello, que podeis admirar aquí al lado.

Pero de todos es sabido, menos de los que se escandalizan, que mientras a unos estas imágenes desnudas nos hacen admirar la belleza suprema del cuerpo humano, a otras mentes perversas les despiertan los más bajos instintos.

El motivo principal del Arte ha sido el desnudo, tanto en escultura como en pintura, como actualmente, y no podía ser de otra forma, en fotografía. Y a propósito de una fotografía ha surgido este artículo.

Wikipedia ha tenido el desacierto, tantas veces cometido y que siempre produce el efecto contrario, de censurar la carátula de un disco de los Scorpions. Ese hecho ha bastado para que todo el mundo, y en especial las posibles víctimas de escándalo, se hayan lanzado a ver la fotografía de la funda del disco.

Pocos habían visto en sus tiempos de publicación la pieza de escándalo y de los que la habían visto en su día la mayoría ni se acordaba. Yo pensé que se trataba de otra imagen, pero pude comprobar que la que yo recordaba era la del disco Blind Faith, de Eric Clapton, Ginger Baker, Steve Winwood y Ric Grech, que también tubo problemas cuando salió a la venta. En las dos cubiertas, dos adolescentes desnudas: una cubre su sexo pudorosamente y la otra sólo se muestra de cintura para arriba.

2 comentarios:

Molusco dijo...

Así se habla!

náufrago digital dijo...

Ginger Baker, a la sazón batería de Cream, y Winwood, que anda estos días por Madrid. Qué decir. Pues mira, en un ataque nihilista, diría: pues mira, también hay que tener libertad para censurar. Si quieren hacello, Wikipedia es suya y estan en su derecho. Pero vamos, hacen bastante el ridi y demuestran gran infantilismo inteleztual.