29 diciembre 2008

como comprar en los zocos

Cuando el viajero prepara su viaje a Marruecos enseguida es advertido de la práctica del regateo. Este parece reducirse a tres principios: no iniciar un regateo si no se tiene intención de comprar, regatear si sí se tiene y empezar ofreciendo la tercera parte de lo que pidan.

Todo ha de ser teatral, se ha de fingir que uno se va malhumorado por no conseguir el precio apetecido. Se ha de admitir que el vendedor le coja del brazo con fuerza y no le deje ir. Y si al final uno consigue un precio ventajoso a de atribuir a ese teatro del regateo el que el vendedor lo despida con cajas destempladas. Si lo despide muy efusivo y con deseos de que vuelva, se puede sospechar que ha pagado más de lo que el propio vendedor esperaba.

Tampoco hay que amargarse por ésto. A veces se llega a situaciones que para nosotros son absurdas, como estar regateando denodadamente por 50 dirham sin darnos cuenta que esa cantidad equivale a 5 euros.

Pero cuando se ha llegado a ese precio que uno cree tan ventajoso es cuando empiezan los verdaderos peligros. Si no tiene billetes pequeños, el vendedor le hará una oferta irresistible. En vez de cobrarle 150 dirham por la tetera le dará dos por 250. Se sigue teniendo necesidad de cambios y el vendedor, no se sabe como, le cogerá o le pedirá esos 50 euros que le ha visto en la cartera para traerle amablemente cambios. Está perdido. Al final se mezclaran en la transacción comercial dirhams y euros, el vendedor hará unos juegos malabares al darle las vueltas y usted se ira con las dos teteras y el convencimiento de haber sido engañado.

Lo mejor de todo es que nunca sabrá, aunque mire en su cartera, cuanto le costaron esas dos teteras, que como no se tome con humor lo sucedido, siempre harán para usted un té muy amargo.

5 comentarios:

náufrago digital dijo...

Me encantá la expresión "cajas destempladas". Al margen de esto, parece práctico llevar un buen surtido de dirham en las fracciones más pequeñas posibles, y luego seguir tus consejos. Y, bueno, ir también con el concepto Cáritas, de que saldremos del zoco habiendo hecho más de una obra de caridad. Ya lo dice la Mano de Fátima: da limosna a los mendigos. Pero estos de mendigos no tienen na!! Eso sí, del pedir son unos 'pofesionales'. Salam.

náufrago digital dijo...

Venga ese primer post del año!!

Molusco dijo...

queremos un poco de chicha

náuGrafo digital dijo...

la chicha la acabo de soltar en mi blog. espero que no me mates por ellio, molusquín... (tengo que atraer lectores, entiéndelo....)

Molusco dijo...

jajajaja!!! Anda que no!! Ahora es cuando!!