18 diciembre 2008

biblia y fecundación

La Iglesia debe dedicarse a trasmitir a sus fieles las enseñanzas de Jesucristo y predicar con el ejemplo. En lo que se refiere a la ejecución de personas no ha tenido ningún empacho en ser la primera en llevarla a cabo y en bendecir la pena de muerte, la guerra, y a los más sanguinarios dictadores del siglo XX, algunos de ellos de comunión diaria, para que nos venga ahora con estas contradicciones. Compara el aborto con los exterminios nazis, sin acordarse lo tibia que estuvo en aquellos tiempos con Hitler.


El problema con su particular verdad, que comentas, es que según la propia Iglesia se trata de la Verdad Absoluta. Y este es su pecado, pecado capital de orgullo. Ya cuando Jesús fue presentado a Pilatos, que no era lo que nos han hecho creer, poco le importa a la Iglesia la verdad, le preguntó.


– Y tú ¿quién eres? –a lo que Jesús contestó.


– Ego sum veritas. Yo soy la verdad. Me pregunto que pensaría cualquier romano ilustrado presente ante aquella respuesta. Pilatos replicó.


–Qui est veritas? 


¿Qué es la verdad? Para el Maestro, él era la verdad, para un romano ilustrado existía la verdad socrática, la aristotélica, la platónica, la epicúrea, etc. Para la Iglesia la verdad es la suya, puesto que es la verdad revelada. Pero hay un pequeño problema en esa revelación y es que solo la Iglesia Católica puede interpretarla. Una Biblia católica se distingue de una protestante en que la primera tiene a pie de página la "recta" interpretación de los textos. Parece como si las personas fueran menores de edad y los embriones fueran personas.


La Iglesia no evita pasar por el peliagudo trance de determinar si el feto es persona. Yo entiendo que afirma que desde el momento de la fecundación, el cigoto ya es persona, pues su destrucción es un asesinato.


¿Cuál es el mensaje de la Biblia sobre el hecho de la fecundación? Inútil buscarlo en la Biblia. En este, como en otros casos, la Biblia ignora qué es la fecundación. Debieron pasar muchos siglos, hasta que la ciencia informó a los hombres de este hecho.

3 comentarios:

náufrago digital dijo...

Si cigoto significa embrión fecundado, la Iglesia está en contra de que se mate. Por eso la última polémica con aquel niño que nació para salvar a su hermano, gracias a células de los cigotos que luego se podrían desechar. Pero vamos, allí si que son tajantes: embrión fecundado = ser humano.

Y sobre la intromisión de l' Eglise en asuntos como fecundacion in vitro, aborto y EpC qué decir. Son un lobby político, con su salsa trascendente. Tal cual. Pero no conviene confundir el mensaje de cristo (léase 'Por qué soy cristiano', del ateo Marino), con el lío salomónico y puritano que se ha montado el catolicismo.

Julio Pascual Ripa dijo...

Cigoto es el óvulo fecundado, es decir, el óvulo que ha recibido el núcleo del espermatozoide. El núcleo del óvulo y el del espermatozoide se fusionan. De este modo se forma el cigoto tiene un núcleo con las 23 parejas de cromosomas característica de nuestra especie. A partir de ese momento el cigoto empieza a dividirse en dos, cuatro, ocho células: ha comenzado el desarrollo embrionario.

Supongo que te refieres José Antonio Marina, el cambio de la a por la o carece de importancia, lo que me parece extraña es tu afirmación de que es ateo alguien que se proclama cristiano.

Siempre me ha interesado mucho la religión y la historia de las religiones (Mircea Eliade). Leí hace tiempo "Por qué no soy cristiano" de Bertrand Rusell. Marina a partir de su primer libro me interesó menos, pero creo que leeré su libro.

náufrago digital dijo...

Quizá la mente me traicionó y pensé en el padre MARINO, un cura bonachón que teníamos en el cole. Sí, es Marina. Y claro, hace el juego con Rusell y, según tengo entendido, sin profesar la fe católica, se declara cristiano, un cristiano 'sui generis', pero que viene a decir el cristianismo es el menos malo de los sistemas morales que se ofertan. Digo yo. Sea crea o no en deidades aladas. También quiero leerlo, porque hablo de oídas.